Sólo una cosa es segura.

Solamente hay una cosa de la cual estoy segura. Sólo hay una cosa acerca de nosotros de la que no tengo duda alguna. Y es que nosotros moriremos. No sé que será de ti y de mí, pero moriremos y es una certeza. Es una verdad imparable que se aproxima con cada segundo. Moriremos.

 

Pero antes de que fallezcamos, quiero vivir para siempre y quiero que vivas por una eternidad conmigo. Sumergiré tu existencia en tinta y escribiré sobre el tiempo en que nos quisimos. Voy a escribir sobre el día en que te conocí y cómo me enamoré. Voy a escribir sobre cosas que nacen de forma fulminante y mueren de maneras inesperadas. Inmortalizaré los besos y los deseos para que alimenten futuros romances en tierras lejanas. Tú y yo vamos a vivir en las mentes y en los ojos de personas que jamás conoceremos, pero ellos nos conocerán hasta nuestros más profundos cimientos. Haremos suspirar a generaciones de románticos que nunca compartirán nuestro tiempo. Voy a encargarme de que vivamos hasta que el lenguaje muera. Hasta que ya no queden sentimientos sobre este planeta. Cuando nuestro amor también fallezca, no importará la tragedia. En estas hojas voy a derramar un amor que nunca dejará de respirar. Pasaremos a la historia como dos personajes de corazones robustos y pieles sensibles. No les diré sobre el día en que me dejaste de querer o el momento en que me dejaste de importar. Cuando esos momentos lleguen, habré empezado a envejecer con rapidez. Tú no te preocupes. Yo me encargaré de que al menos en la consciencia de otros, vivamos por siempre en la cápsula radiante de promesas, diversión, alegría y vida en la que nos refugiamos, aunque fuera sólo por un breve instante en nuestra vida. ¿Por qué quiero que vivas por siempre? Porque te amo. Porque aunque mañana deje de amarte, hoy mi pulso se sabe infinito. Porque quiero que trasciendas a través del tiempo y distancias. Porque soy egoísta y quiero que tu boca decore la mía en las visiones de otros.

 

No estoy segura si estaremos mucho tiempo juntos tú y yo, aquí y en adelante. Hay tantas cosas por considerar en estos tiempos modernos. Hay tanta tecnología por incluir en los nuevos conceptos. Quisiera decir que me tendrás por siempre y que nunca te dejaré ir. ¿Pero y si tu quieres irte, quién soy yo para llorarte? Y cuando yo quiera dejarnos, ¿quién serás tú para decirme que no lo haga? Y si todo termina mal… no importará. Porque un día, en algún lugar, te amé infinitamente. Esa es la historia que le contaré al mundo y espero que se desencadene un murmullo en el pecho de miles y miles de lectores. Quiero que sientan lo que siento ahora. Quiero que se les cierre la garganta y quiero que una cortina salina se cierre en sus ojos. Quiero que su pulso se acelere de sólo pensar que posiblemente estemos muertos, pero que sólo hay una cosa de cierto… y es que nos amamos alguna vez y nos amamos por siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: