Calma

¿Cuánto tiempo has vivido en la tormenta?
Te he buscado en la luz del día y antes de eso, en el tímido amanecer.
Quise perseguirte con el sol descendiente derretido en el saludo del anochecer.
Y siempre estuviste ahí, en la nube pesada y el avanzar de lo inevitable. Eclipsaste al día y manipulaste la tarde.
Alcé la vista y te encontré descarada, cínica e intimidante, pero alcanzable.
Yo que te he buscado tanto tiempo en tantos lugares, en las palabras de tantas personas y los ojos de tantos amigos. Tanto, tanto, tanto esperarte.
No sé cuánto tiempo te tenga, no sé si quieras quedarte. Yo te prometo no huir cuando te derrames sobre las cosas que no importan. Me quedaré quieta para escucharte, aunque decidas volverte tempestad.
Tu discurso es suave y líquido y me recuerda que no hay tormenta que dure una vida y tampoco tu presencia será perpetua. En los próximos minutos ven e inúndame, ven y lléname.
Llévame lejos de mí para poder ver que siempre estarás ahí.
Calma, dime, ¿cuánto tiempo vivirás en la tormenta?

 

Anuncios

Una respuesta to “Calma”

  1. Looooooooove it!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: